¿Qué es saber ir bien en moto?

Empecé a coger el Vespino de mis hermanos antes de los catorce años. Le truqué todo lo que se podía trucar y andaba mucho, o al menos eso me parecía a mí. Recuerdo que desarrollé grandes habilidades con ese ciclomotor y llegué a tenerle un gran dominio. No es de extrañar, pues cuanto más jóvenes somos, mejores son nuestros reflejos y aprendemos rápido aquello que nos gusta.

Tuve varios scooter y después de un tiempo pude comprarme una BMW F650 de segunda mano. Era preciosa. Una moto de verdad. La tuve muchos años pero en algún momento dejé de progresar y mejorar mi conducción. Usaba la moto para todo y realicé algunos viajes con ella, pero nunca salía en grupo. Hasta ese momento no me había preguntado nunca si mi ritmo era bueno, si mi conducción era suficiente segura y si, por consiguiente, era mejorable.

Llegó el día en que Gonzalo Fontcuberta me entregaba, en un concesionario de Barcelona, una BMW R1200GS Adventure nueva. Eso de llevar tantos miles de euros entre mis piernas me tenía acongojado. Era mi primera moto nueva. También la de Simona.

La moto parecía que andaba sola, pero quería sacarle el máximo partido a mi nueva BMW. Era una moto imponente, de dimensiones y peso considerables. Sabía que si lograba dominarla me lo pasaría mucho mejor y compensaría, todavía más, ese dinero invertido con tanto esfuerzo. Empecé a investigar por Internet y busqué información sobre cursos de conducción. En la primera página de Google aparecía Trazada 10. Abrí el sitio web y al logotipo de la empresa lo acompañaba un leitmotiv que decía “El mundo se ve de otro color sobre una moto”. Eso me gustó. Leí toda la información que ofrecía la web y me apunté a uno de los cursos. Los precios eran muy asequibles y además se podía participar, también, con pasajero.

Llegó el día del curso. La clase era práctica y también teórica. Estuvimos toda la mañana hasta la hora de comer rodando por preciosas carreteras de montaña, donde los instructores Manuel Bru y Jordi Tendero iban incidiendo sobre la técnica. Después de la comida nos dieron, a todos los participantes, unos apuntes muy completos, que repasamos juntos con las explicaciones de los monitores. Manuel y Jordi son dos moteros veteranos, con mucha experiencia. Manuel había llegado a correr competiciones de Todo Terreno (ahora Enduro) con el equipo oficial Bultaco.

Pasamos una jornada exquisita. Disfrutamos, tanto Simona como yo, y el resto de participantes, muchísimo de la experiencia. La ruta, el coloquio, las preguntas y las respuestas, la experiencia de los monitores, fue un conjunto perfecto que logró su objetivo: Enseñar lo que significa ir bien en moto para que cada uno lo ponga en práctica y mejore su conducción, ganando en seguridad.

Eso fue durante el 2007. Hacía un año que había nacido la escuela de conducción en carreteras de montaña, llamada Trazada 10. Desde entonces hasta ahora esos apuntes teóricos y, añadiría, filosóficos, se han perfeccionado y ampliado. Ahora, todos podemos tener acceso a ellos a través de una nueva publicación de Trazada 10, escrita por Manuel Bru, que acaba de salir a la venta en formato eBook (PDF), a un precio de 9 Euros. Se titula "Reflexiones sobre la conducción de motos de carretera". Son más de 100 páginas para que reflexionemos sobre nuestra manera de ver la moto y sobre nuestra seguridad en la carretera.

Agradezco a Trazada 10 todos los buenos consejos que siempre me han dado, y que me han motivado a mejorar siempre que me subo a la moto.

Estoy seguro de que este nuevo libro te sorprenderá, no te quedarás indiferente y aprenderás. Su lectura es recomendable desde el motero más novato al más experto.

Puedes encontrar toda la información en el siguiente enlace:
http://www.trazada10.es/web/libro-reflexiones-sobre-la-conduccion-de-motos-de-carretera

Comentarios

©2017 Ride To Roots | Diseñado por Altercat Internet Solutions SL | Todos los derechos reservados | Protección de datos